jueves, 4 de agosto de 2011

DE OCA A OCA Y CORRO AUNQUE NO TOCA


Pongamos que habéis decidido correr aunque no toca, al fin y al cabo, el: De oca a oca y corro aunque no toca, lo decides tú, y tú, y solamente tú…

Me importas tú, y tú y tú
Y solamente tú y tú y tú y tú y tú,
Me importas tú y tú y tú
Y nadie más que tú. 

Pongamos que, justo cuando acabáis de calzaros las zapatillas, puesto la gorra, ajustado el pantalón, subido los calcetines con sus dos bandas de color (roja y azul marino), preparado el crono o puesto el gps, los sobacos y la cara interna de los muslos bien sobeteados de vaselina., cuando os habéis pre-hidratado, ajustado el ipod y colocado en su sitio la banda del pulsímetro... Pongamos que entonces, y solo entonces, llama a la puerta tu vecina, muy simpática ella, y habla y habla y habla., no se da cuenta que los calcetines se caen, la vaselina se seca, la batería del gps y el ipod no son inmortales y el agua de tu estómago o el gatorade empieza a metabolizarse y evaporarse vía tópica. No se da cuenta. Y tú miras de soslayo el reloj, escuchas pacientemente no se qué de pintar los rellanos, respondes afirmativamente con la esperanza de que así se vaya antes:

Sí. Claro, claro.
Por supuesto.
Cuándo digáis…
Tienes razón.

Pongamos que la buena educación te impide cortar tajante el monólogo de tu vecina, que se saltó la clase de urbanidad titulada: Cómo evitar ser inoportuno y debe pensar que tu indumentaria es la propia de andar por casa o le importa directamente un pimiento, y para cuando eres libre:

Libre, como el sol cuando amanece yo soy libre, como el mar…

Sales corriendo –no vaya a ser que le de por subir de nuevo- hasta el parque y una vez allí descubres que tus preciosos 40´ de Falete al Sol, se han quedado en unos escuálidos 15 ó 20´ de mísero tiempo. Supongamos todo esto. Quién dice una vecina, dice una amiga psicópata (Toda aquella que se comporta como si fuese un novio celoso y te controla mañana, tarde y noche. Amistad altamente tóxica) un amigo, un conocido o quien sea. ¿Qué hacéis con vuestros 15 ó 20´?

Ayer tocaba doblete: fitness y correr porque no me toca. A las 20:15 tenía que estar de vuelta en casa para cambiarme la indumentaria runnera y los calcetines por los tobillos anti-ampollas, por una molona camiseta top y una falda pantalón Supplex. Me siento Superman.

Voy a hacer series de 500. Pensé. De la farola a la palmera 513 metros. No hay tiempo de calentar, así que vamos. Tira. Corre. Date prisa. Ya estás tardando.

Ohú que paliza. ¿Cómo podéis? Qué agonía!!

Táctica y ejecución:

No son progresivos de 50 metros, son mini series de 500, así que intento ir más rápido pero calculando que pueda llegar sin morir en el intento. Es difícil cuando lo haces a ojo y no tienes medido ningún umbral, así que no sabes si vas a A, B o C según el señor Karvonen, solo sabes que el corazón lo tienes directamente en la boca y que tienes unas ganas de parar desde el principio que te mueres.

Hago 3x500 y en lugar de recuperar por minutos usando el crono, recupero en los 500 de vuelta, que es en ligero descenso y no veáis como mola bajar cuando has subido, es lo mejor de lo mejor de una cuesta (en este caso ligera pendiente) la parte de la bajada. Solo por eso, las cuestas me gustan. Si no hubiese cuestas, no habría bajadas., es el tributo del placer…

La cosa queda:

Farola-Palmera: Muero, muero, muero; no llego, no llego, no llego.
Palmera-Farola: Que mal lo he pasado ¿Otra? Que dices chiquilla…

Farola-Palmera: Ahora si que no puedo, ahora si que no… ¡Puñetera palmera!
Palmera-Farola: …………….. (No puedo pensar. Estoy traumatizada)

Farola-Palmera: Ahora por tiempo. Ajusta el crono ¡No quiero! Que si quieres. MUERO, MUERO, MUERO; NO LLEGO, NO LLEGO, NO LLEGO.
2´50´´
Palmera-Farola: Quiero ir a casa…Mi corazón llora. Trotecillo amoroso y reconfortante.

Procuro aplicar la famosa técnica de carrera (maratonianos ya sé que os duele, pero vosotros sois El Gran Fuego): zancada amplia, levantar la rodilla, brazos recogidos y en movimiento con la zancada (adelantar brazo izquierdo con zancada derecha; adelantar brazo derecho con zancada izquierda) y sí, si que se corre más rápido, pero en distancias cortas para las largas olvídate.

Una tortura. Hay que tener una fortaleza mental y física fuera de lo común para hacer series. La próxima vez voy a intentar con cuatro o cinco a ver que pasa.

Así que ya he hecho series. Lo voy a apuntar en mi libro de las primeras veces.

Y luego al gimnasio a trabajar piernas, tríceps y hombros. Ahora que Gigante Verde ha vuelto, mientras escribo esto, unas deliciosas y reconfortantes agujetas campan a sus anchas a lo largo y ancho de mi cuerpo, como debe ser.

¿Qué toca hoy? Lo único que puede tocar: rodaje tontorrón ¡Ah, la felicidad! Rodar y rodar sintiendo las piernas y el resto del cuerpo como si me hubiese atragantado comiendo a Caperucita y la única forma de hacerla bajar sea dando un largo paseo a ritmo de pato.

Pd: Nivel de energía constante. Baterías al completo y un mes de agosto prometedor.


10 comentarios:

  1. Que toca caña y sufrir: disfrutas, que toca ir de rodaje tranquilito: disfrutas, sigue así y sobre todo transimitiéndolo tan bien.
    Por cierto a mi no me hubiesen acortado el entrenamiento, es lo que tiene no tener educación para los que no la tienen, porque lo primero sería preguntas si en ese momento puedes atenderla.

    ResponderEliminar
  2. Ole y ole, Danae!!! Que parto contigo! Si es que al lado de la palabra "disfrutar" en la wikipedia seguro que aparece tu foto. Sabrías disfrutar hasta corriendo sobre cristales si te lo propusieras. Y lo mejor es que lo trasmites de maravilla.

    Coincido contigo en que las series son un horror y creo que el día que me gusten será que me estoy tomando demasiado en serio esto de correr y... igual me da miedo ;D.
    A seguir con ese agosto prometedor!

    ResponderEliminar
  3. Con tu permiso te pongo un enlace a mi lista de blogs (http://ultimosmetros.blogspot.com) y te sigo

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Como dicen; disfrutas correr pero tambien tienes la magia de transmitirnos el hechizo de tu entrenos.
    Creo que todos coincidimos, las "series" echas a cuchillo, son la muerte, pero al final te gustan porque son parte escencial de los entrenos.
    Un abrazo Danae y gracias por escribir.

    ResponderEliminar
  5. Buf, yo es que salir con prisas es que no puedo, me niego; la mitad del disfrute se va al garete...
    De todas maneras: bravo por haber sacado jugo a ese entrenamiento a pesar de los "inconvenientes vecinales".

    Salud!

    ResponderEliminar
  6. Danae, tienes lo que hay que tener para ser corredora. Le acabarás cogiendo el gusto a un día de faletes a la semana, ya irás adecuando el ritmo. Recuerda que no hay que morir, sino que sea exigente pero que no te mate.
    Ah, y antes de que se me olvide, hay que poner remedio a eso de los calcetines con cinta roja y azul...eso es muy de jogger novato, el algodón no engaña.

    ResponderEliminar
  7. hay que hacer un curso para d descifrar tu mensaje, jajaja, bueno o que yo soy muy lelo, pero que conste que lo he cogido... el calor es muy malo para las series. De farola a palmera y tira cuesta abajo x q te toca otra, jajaja, muy bueno. Saludos al GIGANTE VERDE!!!

    ResponderEliminar
  8. Si ya te metes series en el cuerpo, es que as pasado de curso, desde que hiciste de liebre a tu amiga... como han cambiado las cosas.
    Me gusta tu forma de ver las cosas.. y te espero en Rota, por lo menos para las cervecitas.

    ResponderEliminar
  9. La proxima vez dile a tu vecina,me voy a correr, te vienes y me sigues contando??, seguro que ya no se le ocurre darte tanto la vara.Esas series te haran crecer,ya veras.

    ResponderEliminar
  10. Meter series en los entrenos es señal de madurez, pero también de kamikaze, sobre todo con estas temperaturas. Animo y a dar caña a esa farola de ida y vuelta!

    ResponderEliminar